lunes, 23 de noviembre de 2009

COMO ME CONTARON TE LO CUENTO




En esta serie les acercaré vivencias y anecdotas de corresponsales que amable y espontáneamente colaboran para este blog. Con permiso de los mismos y de los amables lectores las sazonaré con algunos aportes personales.

Como aporte a ñembosarái A. Gustavo Melgarejo escribió para Kuaapy el 21 de noviembre de 2009


... de firrakas, moquete jere y coscorrones...


"...Mundial de balitas? ¡no sé si hubo!, pero recuerdo un interbarrios cerca del RI 14, en Sajonia, donde después de perder nuestro gallo y tener que pagar nuestras apuestas yo no pensaba desprenderme de mi firrakera de cuatro tapas y empezó un moquete (soqui) que termino en una guerrilla de honditas con la frutita del Mba’ysyvo (tártago). Esa noche aparte de los cuatro ¿o fueron cinco? cintarazos que cobré no pude dormir boca arriba porque tenía la nalga y la cabeza llenas de bitoques fruto del los honditazos y tartagazos ligados en nuestra huida. Aun recuerdo cuando despues de las lluvias salíamos corriendo a la calles, que todavía eran de arena, a juntar piedritas de colores, los populares cantos rodados, o nos escapábamos a la siesta para internarnos en el enorme zanjón que había cerca de casa para buscar pececitos de colores y algún que otro sapo, no se si alguno llegó a la tilinguería de la inocencia de tener varios sapos de mascota en el jardín de la casa, cosa que era bien vista por mi madre ya que comía todas las arañas. Todavía recuerdo al viejo Toribio, al fornido Gervasio al abuelo de los sapos Policarpo y entre las chicas a Genoveva y doña Casimira, hasta les festejábamos su cumple.

TV?. Eso era artículo de lujo. Casi nadie lo tenía en el barrio. El único era el de don Chito que sacaba a las cinco en su ventana para que todos los mitä'i viéramos al Llanero Solitario, claro, eso si nos bañábamos antes. Tiempos de estudio y diversión. Y cómo esperaba yo el fin de año porque mi papá traia el Patoruzu de Oro. Tiempos que calaron hondo en mi ser y no recuerdo que perdiéramos nuestro tiempo en aburrimientos. Cada día era una aventura.

Hasta pronto Che Irû Minguel"


Aporte 2 A Gustavo Melgarejo escribió para Kuaapy el 22 de noviembre de 2009

... de culturales y otras menudencias....


-->
Buenos días che irû Minguel o buenas de lo que sea para cuando lo leas.

Me encantaría que esta y otras historias que iré colaborando aparezcan en tu blog y va una cortita.

Sonó la campanilla de salida, era un viernes al medio día. Los mitä’i ya teníamos nuestros guardapolvos desabotonados y dentro de la cartera de cuero que “katúetei” tenía una cara de indio repujado (por artesanos de Atyrá?). ¿Mochila?. ¿Mba’e piko upéa?. Ni en sueños sabíamos lo que era eso.

La profe nos entregó una carpeta con las tareas de las vacaciones de invierno, con la consabida amenaza de: "si no traen su deberes se van de vuelta a sus casas y vienen con sus mamás”. Terrorífica amenaza por que sabíamos que eso implicaba tres nambi jestira y una andanada de sapatillazos. Así que las tareas las liquidábamos en la primera semana.

A la salida escuche que Feli se desafió con Kala’ito a un moquete en el mercado: Era el mercado numero 9, enfrente de mi escuela República del Perú. Crucé la calle y ya vi a Feli encima de Kala’ito. Ombuepoti ichupe jaguaicha. Todos estabamos gritando y arengando a nuestros “gallos”, cuando de repente sonó un reglazo por mi espalda. Era la temida profesora Agripina una mujer que él solo mirarla daba miedo, era descendiente de negros y tenia el cabello afro parado y nunca peinado. La profe soltó un “salga pue de mi camino”. Yo corrí y me refugie el puesto de Ña no me acuerdo su nombre pero era un señora, QEPD, que cocinaba las más ricas milanesitas de mondongo comidas desde que tengo uso de razón. Ella me guardó y me cnvidó con una 20 milanesitas con mandi’o’aku porá, mientras comía vi cruzar a Feli a toda bala con una cara de aquí me mata la vieja fea. Estaba desencajado el pobre, antes de llegar a la esquina ya ligó un mocacinazo. ¡Teníia puntería la bruja esta!. Feli se frenó en seco nomás, ya llorando y pasándose la mano por donde le alcanzó el sapatazo. No tenia escapatoria, Kala’ito ya cruzaba la calle abrazado por la profesora Fanny, Ah, ¡que envidia le tenía!, La profe Fanny era una especie de Ángel descendido, buena , linda y sus cabellos rubios como el sol siempre bien peinados y perfumados, ¡nunca entendimos esta rara unión entre Fanny y Agripina!.

Todo terminaría muy bien si no fuera por la chismosa, que nunca falta en el barrio, de Doña Carmen que le contó a mi madre “tu hijo se moqueteó en el mercado y la profe le castigó”. A liga yevyko che y todo por que tuve que esperar quince días para que mi mamá hablara con la profe y aclarara que yo o tuve velas en ese entiero. Soqui mano a mano ¡que tiempos aquellos!.

Hasta pronto Che irû Minguel.

Ah, el moquete comenzó por que Feli le ganó a kala’ito su kurtu de Sencundino Aifuch, jugador del Sol de America, en un valita valita en el recreo y Kala’ii no quiso perder su “estrella”.



Aporte 3 Gustavo Melgarejo escribió para Kuaapy el 25 de noviembre de 2009


-->

... de pandorgas, butifarras y otros enredos...

Recuerdo...

Domingo a la mañana. Un frío de perros. Papá llega de la radio y ahí estoy yo, tan rompe como siempre.

-Hola papá me ayudas a hacer mi pandorga?, ¡la necesitamos!, es mi saludo y… mi pregunta

Hilo, papel de seda de colores rojo, blanco y azul (colores de nuestro Nacional querido), tacuara y engrudo, ese elemento era muy importante: ¡el engrudo!

Yo ya tenía todos los materiales, menos el engrudo.

-¿Papá, de donde se compra el engrudo?. Mi papá me mira tiernamente, con una acariciadora sonrisa me dijce: che ra’y eso se hace nomás, pero tiene sus secretos, ven que te enseño.

Me lleva a la cocina, en donde un exquisito aroma de salsas inunda el ambiente hacéndonos agua en la boca. Mamá rezonga: ¿qué hacen acá? todavía no está el chicharô¨ para la media mañana, antes de los tallarines y para acompañar el vermout con soda y limón que tomaban papá y mamá como aperitivo aprovechando el día de descanso.

Papá saca almidón, lo vierte en un recipiente. Lo coloca sobre la hornalla a fuego lento y commienza a agregarle el agua lentamente mientras lo revovuelve con una cuchara hasta que el kandial queda consistente, lo saca del fuego, espera un rato a que se enfrié y nos vamos al fondón en donde con su ayuda fabrico mi primera pandorga.

Con unos trapos (vestidos viejos) y un barbijo bien medido no sea que se quede kali’u por el cable. ¡Yo no veía la hora de salir a la calle a probarla! cuando escuchamos la voz de mamá llamando: “ya está la comida, a la mesa”.

Terminamos de comer, papá se hecha a dormir la siesta. Yo me escapo a la canchita donde nos reuníamos para jugar. Esa siesta yo irrumpo con mi pandorga, consigo un kompí para que me ayude a remontar el vuelo.

En esa siesta habían como cinco o seis pandorgas. orondas y altivas ornando el aire de Sajonia (lucero, estrella, con los colores de nacional, cerro y olimpia, hasta una de hule, contando solamente las de la canchita, porque mirando hacia Tacumbú se veían otras tan chiquitas, que hasta parecían puntitos con colas danzando en el cielo).

Cada uno ensaya un truco diferente, una picada, un saludo, una toreada. Todo marcha al compás, todo va muy bien. Hasta que aparece Nelson, un muchachón akahatâ que tenia una feroz pandorga diciendo que en la cola de su pandorga tenia yilé Legión extranjera” (las hojas de afeitar sean de la marca Gillette, o no, siempre eran yilé).

Las pandorgas que tenían este aditamento en la cola, acompañada de un buen viento, la perica y audacia de quien la manejaba era un arma contundente en la “guerra de las pandorgas” ya que siempre cortaba los hilos de los muchachos y la consabida carrera al grito de ho’a pandorga.... para tratar de robar el hilo, o la cola, como botín de guerra.

Al aparecer Nelson todos juntamos nuestro hilos, arriamos nuestras pandorgas y salimos corriendo.

Mi casa queda a dos cuadras del Estadio Defensores. Al llegar ama me dice: tu papa se fue a la cancha, te estuvo esperando. Cuelgo mi pandorga en un gancho, salgo corriendo a la calle donde pego el grito de jaha pue. Cuando, sofocado, llego al estadio encuentro al viejo sentado en la gradería sur comiendo chipa argolla con butifarra, mientras mira el partido Nacional- River con otros amigos, ¡que tiene muchos!.

Termino la tarde merendando chipa con cocido, al llegar a casa, y como buen goloso con una tajadita de la rica torta recién horneada por mamá.

Así culmina un domingo más, mañana debo de levantarme temprano para volver al cole.

Hasta pronto che irû Minguel 


Aporte 4: Mario Ariel envió este correo el  2 de febrero de 2.010

Así nos divertiamos!!!



TE ACoRDAS PIO DE..........??

Tan tan…¿quien es?…la Bruja de los colores…¿qué desea?... ¡un color!... ¿que color?.. ¡rosa!.. ¡rosa si hay  …a correr!!... Jajajaja…

¿Te acuerdas de aquel tiempo cuando las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico...?

'Ta te ti, la suer-te se-ra pa-ra ti, si no es pa-ra ti, se-ra pa-ra mi, choco-late con ma-ní!'

* De cuando se podí­an detener las cosas cuando se complicaban con un simple...

'No, ese no vale', 'Pido..!' o 'Dame luz..!'
 
* De cuando Los errores se arreglaban diciendo simplemente...
'…Empieza de nuevo? o repeti!

* De cuando El peor castigo y condena era que te hicieran escribir 100 veces...

'No debo...'
* De cuandosejugaba balita y se decia "primi!", "segundi!", "picadita al hoyi", "con todo para mi sin nada para vos", "sin corra", sin kua monda jajaja
* De cuando, para salvar a todos los amigos... Bastaba con un grito de...

'Tambo liberado para todos mis compis!'
xD

* De cuando  descubrí­as tus más ocultas habilidades, a causa de un...        


'¡Te apuesto que no podes hacer esto!'

* De cuando no habí­a nada más prohibido que jugar con fuego...

SOBRETODO EN DICIEMBRE


* De cuando lo único que nos hací­a correr como locos era...

'El Ultimo Boli Kuña!'


* De cuando 'Polibandi' era solo un juego para el recreo,
y por supuesto era mucho más divertido ser Ladrón...

* De cuando la más moderna, poderosa y eficiente arma que jamás se habí­a inventado era...

El globito de agua

* De cuando 'GUERRA!!!' No significaba mas que bolas de papel durante las horas libres en clase...
* De cuando los Alimentos Basicos y Escenciales eran tan solo Leche con Galletas y los Dulces a diario...
* De cuando quitarle las ruedas pequeñas a la bici significaba un gran paso en tu vida....
* De cuando el Negocio del Siglo era Cambiar esas figuritas del álbum mas Soñado por todos...
*De cuando el grupo se reunia a hacer el famoso Ring-raje! y todos corriamos mas alla de nuestros limites! y siempre alguien era pillado..
* De cuando todos te admiraban si lograbas cruzar la cuerda o la goma mientras saltabas...
* De cuando se jugaba 1...2....3 Miro! xD
* De cuando todas esas cosas tan simples... nos hací­an felices, simplemente... No necesitábamos nada más....
* De cuando Una pelota, Una cuerda y Dos amigos eran Suficientes para pasarla bien todo el Dia?..

SI PUEDES RECORDAR LA MAYORÍA DE ESTAS COSAS Y HE CONSEGUIDO QUE SONRIAS, ENTONCES SIGNIFICA QUE HAS TENIDO UNA INFANCIA FELIZ...
Y QUE TODAVÍA TE QUEDA DENTRO ALGO DEL NIÑO QUE ERAMOS  NO HACE TANTO TIEMPO...
NUNCA PIERDAS AL NIÑO Q LLEVAMOS DENTRO PORQUE...
 "JESUS DIJO QUE HAY QUE SER COMO NIÑOS PARA ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS"
 Y ESO LE DA SENTIDO A NUESTRA VIDA!!!
 Compartilo! que no se pierda todo eso! mucha gente extraña eso!
 Y EL ÚLTIMO EN LEERLO...ES BOLI KUÑA!! jajajajaja.
--
M. Ariel Alarcón
Panambí Verá Nº 3225 c/ Eugenio A. Garay
0985 204 266 / 0961 997 327
San Isidro - Lambaré




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada